Categorías
Psicología

Carácter fuerte y resiliencia: ¿qué relación?

El carácter fuerte y resiliencia están íntimamente conectados. Estas peculiaridades definen a quienes saben de qué manera enfrentarse a la realidad, cuya fuerza ha salido a la luz día a día a través de la administración firme de obstáculos. Al tiempo, no obstante, no hay grosería en ellos, ni el deseo de exagerar, todo lo opuesto. Sus corazones sensibles están cubiertos de armadura refulgente y son capaces de dar lo mejor de sí mismos.

A veces la expresión «carácter fuerte» puede confundirse. Prácticamente de manera inmediata nos preocupa una persona cuya personalidad se impone con determinada autoridad, estableciendo límites y demandando derechos. No obstante, ha estado estudiando esta clase de comportamiento a lo largo de bastante tiempo para darnos más información a este respecto.

Rachana Kamtekar, maestra de filosofía en la Universidad de Cornell, explica Chen como afirmó Aristóteles en Etica Nicomachea, ser virtuoso en la vida no solo significa ser bueno. Implica algo más. Significa, por servirnos de un ejemplo, conozca lo que es verdaderamente bueno en nuestro mundo, qué caminos tomar y cuáles evitar; una habilidad que, por otra parte, requiere solidez. Es preciso desarrollar una fuerza de carácter con la que aprender a hacer malabares con la vida rutinaria, resguardando esta virtud, esta pureza mental y el corazón.

En adición, si bien en el curso del desarrollo personal de manera frecuente se nos afirma que para superar las contrariedades debemos sostener el optimismo y la esperanza, realmente hay otras dimensiones que son la base; elementos como una personalidad sólida, capaz de admitir las contrariedades y avatares que se generan a lo largo del ciclo vital. Significa tener actitud, firmeza sensible y objetivos claros,

Mala veces tienen valor científico. Estas son ocasiones que un buen estudiante no perdería, -Ralph Waldo Emerson-

El término de resiliencia es parte de la estructura de múltiples áreas del psicólogo. Sabemos, por servirnos de un ejemplo, de su relevancia en el tratamiento del trauma. Asimismo sabemos su suma importancia en el momento de asistirnos a supervisar el agobio. No obstante, es curioso de qué forma una idea extraída del campo de la física ha dado sitio a un término paralelo en diferentes campos, incluyendo el de la psicología.

En un nivel social, estudios como los efectuados por el doctor Carl Folk, de la Universidad de Winsconsin en los USA, aun nos charlan de las sociedades más resilientes que han sido capaces de hacer frente al cambio no solo adaptándose a ellas sino más bien explotándolas para producir nuevos modos de vida, trabajo, recursos sociales. En lo personal – y en todos y cada uno de los humanos – sucede lo mismo.

El carácter y la resiliencia tienen un vínculo profundo y directo que muchos desautorización y precisan aclarar. Asimismo lo hizo el psicólogo Jamie D. Aten, que se especializa en desastres naturales, describiéndose estas dimensiones para nosotros.

No es solo una cuestión de optimismo, sino más bien de enfrentar la realidad, sea lo que sea

Es simple asociar la resiliencia con la psicología positiva. No obstante, hay quienes ven esta dimensión como un matiz a tomar en consideración. En ocasiones aquellos que insisten en adoptar una actitud positiva no siempre y en toda circunstancia están en contacto con la activa real de cada situación. Peor todavía, posiblemente no los acepte

En cierto modo, nos formaron tanto y nos vendieron tan de manera convincente la idea de dicha y optimismo que nos volvimos intolerantes a las derrotas, los fallos, la tristeza. La persona de carácter fuerte, por otra parte, ve las cosas como son.A medida que el carácter fuerte y la resiliencia van de la mano, pues te invitan a ver, admitir y abordar los obstáculos que se aproximan.

El valor para encararnos a la realidad es lo que nos da impulso y fuerza genuina.

Speasion orientado cara ciertos objetivos claros

La persona con un carácter fuerte puede hacerte sentir incómodo. Frecuentemente usa su sinceridad y determinación, deja claro lo que no desea, lo que no le agrada y cuáles son sus necesidades. No obstante, como afirmamos al comienzo, no pisa a el resto ni les falta el respeto, pues este perfil está dotado de sensibilidad y gran empatía.

Para definirlo, además de esto, existe la esperanza de objetivos claros. Esto no es una confianza abstracta, firme en el hecho de que las cosas, por bastante difíciles que sean, se resolverán por pura inercia. Completamente no. En su psique, la esperanza se encara a metas a alcanzar, en pasos a continuar, en contrariedades de las que aprender a salir adelante, teniendo valores y objetivos claros.

Es un carácter fuerte y resiliencia mencionan a personalidades que proyectan seguridad. Uno veces se imponen, mas siempre y en toda circunstancia sorprenden . Además de esto, como explica una investigación efectuado por Martin Seligman, la capacitación de estas habilidades solo va a mejorar nuestro bienestar, en cualquier contexto de nuestras vidas.

Si lo pienso. Todos conocemos a alguien que encarna la combinación de carácter fuerte y resiliencia. Esa madre que lleva una familia por su cuenta, ese padre que jamás tiene un minuto libre pues se dedica completamente a sus hijos. Esa amiga tan resuelta a perseguir sus sueños mas siempre y en toda circunstancia libre, próxima y una parte imprescindible de nuestras vidas. Todos de ellos son inspiradores, por el hecho de que se abren camino cara la fuerza y la dicha .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *