Categorías
Psicología

Cuando le pasan cosas malas a la gente buena

Cuando la injusticia y la contrariedad afectan a las buenas personas, el planeta que les circunda pierde su poesía y su lógica. No obstante, la gente buena jamás pierde la esperanza: aun si la malicia los hunde, la bondad los eleva; va a ser esta cuerda dorada la que los une a todos para criarlos, tarde que temprano, haciéndolos todavía más fuertes y más valientes.

Estas afirman que una de las primordiales armas del terrorismo, aparte de demandar víctimas y producir caos, está infundiendo un enorme temor psicológico en la población. Este temor no solo le da relevancia, sino asimismo le da poder sobre sus víctimas; la certidumbre de que los hilos invisibles del terror alterarán su forma de vida y van a dejar al descubierto la necesidad que toda persona siente en la vida diaria: sentirse segura.

«Los terroristas desean mudar nuestro comportamiento, ocasionando temor, inseguridad y división en la sociedad -Patrick J. Kennedy-

Solol y en los últimos meses han sentido muchas personas este sentimiento, tras los abundantes ataques terroristas que se han producido. De nuevo, debemos lamentar las muchas pérdidas humanas, bellas vidas de buenas personas, pequeños pequeñísimos, progenitores, abuelos, amigos y ciudadanos de cuando menos dieciocho nacionalidades diferentes que gozaron de una tarde como cualquier otra en cualquier calle de una de las bellas capitales que adornan nuestro planeta.

La malicia nos ha visitado de nuevo, y si bien no es un acontecimiento nuevo o bien apartado, aun si hay docenas de personas que mueren día a día en exactamente las mismas circunstancias en diferentes rincones de nuestro planeta, hay un aspecto que está fuera de nuestro control. ¿De qué forma debemos reaccionar en estos casos? Sicólogos del terrorismo, como Jeff Greenberg, Sheldon Solomon y Tom Pyszczynski, nos advierten que estos sucesos nos cambian de una forma muy particular

Las buenas personas se unen frente a las dificultades

En estos días las redes sociales se llenan de fotografías de gatos. La mayor parte de los usuarios de Twitter se han unido con un objetivo específico: eludir la difusión de imágenes de las víctimas y detener el posible filtrado de información que podría ser útil para los terroristas. Además de ciertos casos apartados, la gente trabaja duro, dando forma a un acto inusual de civilización perceptible aun en la calle: los residentes de Barna, perjudicados por un ataque terrorista hace apenas un mes, ofrecían alojamiento a quienes lo precisaban, el transporte era gratis y las tiendas hacían todo lo que es posible para cooperar.

Es en estas situaciones en las que nos damos cuenta de de qué forma, pese al caos, la desgracia y el horror, los actos de altruismo restauran nuestra dignidad. Son estos ademanes los que, aun en estos instantes de abatimiento, nos muestran que nuestro planeta está habitado sobre todo por buena gente. Los especialistas asimismo lo confirman, como ya se ha citado. El doctor Jeff Greenberg, sicólogo de la Universidad de Arizona, quien nos afirma que después de un acto terrorista de esta naturaleza, la gente puso en marcha mecanismos de subsistencia cultural .

Esos momentos nos hacen sentir víctimas débiles y frágiles de estos sucesos. Nada es tan asolador como descubrir que nuestra sensación de seguridad es, en verdad, falsa y que el terrorismo es indiscriminado y también impredecible. Mañana está frente a nosotros, ignoto, y eso nos hace piel de gallina

En estos contextos, en vez de ser alimentados por la ira o bien el deseo de venganza, algo excepcional sucede entre la población. Inwardly, aumenta el sentido de comunidad y busca sobre todo reconstruir esa estabilidad que va amén de sencillamente la construcción de un edificio destruido o bien una carretera destruida,

Nos solicitan, sobre todo, la capacidad de recobrar la estabilidad sensible y la confianza en lo que somos y en la sociedad que nos circunda. Un sociedad que prosigue creyendo en la paz y el respeto. Personas que, pese a verse perjudicadas por el mal más fiero, aún precisan tener confianza en la bondad del humano.

Aprender a disminuir al mínimo y aumentar al máximo nuestras contestaciones al terrorismo

Psicólogos y siquiatras expertos en psicología del terrorismo apuntan que en estas situaciones es preciso poner en práctica 2 contestaciones diferentes. 2 comportamientos que en un largo plazo nos dejarán abordar apropiadamente estos contextos, que se generan poco a poco más cerca de nosotros.

Los Examinas después Vamos a disminuir al mínimo…

Si debemos intentar disminuir al mínimo la exposición a las imágenes de ataque, mas no a la información. Aun si la mayor parte de los medios tratan de supervisar el acceso a las imágenes más sanguinolentas de estas matanzas, tarde que temprano vamos a recibir un documento o bien detalle que va a tener un enorme impacto sensible en nosotros. Eludimos estas situaciones como resultado y cooperamos, por servirnos de un ejemplo, compartiendo imágenes de gatos a fin de que las redes sociales auto-impongan este filtrado.

Es del mismo modo preciso disminuir al mínimo los pensamientos de odio.

Es esencial disminuir al mínimo la sensación de temor tanto como resulte posible. No dejes que el terror triunfe sobre nosotros

Vamos  intentar aumentar al máximo…

  • Vamos trata de aumentar al máximo los actos de apoyo y altruismo.
    • Como tratamos de acrecentar nuestras contribuciones, tanto mediante las redes sociales con mensajes de apoyo como en persona dando ayuda (como alojamiento, donando sangre…).
  • Este intento de aumentar al máximo, en esencia, nuestra contribución a todo lo positivo en estos contextos, tratando de eludir actitudes de victimización y favoreciendo un auténtico sentido de apoyo, solidaridad y sentido de comunidad.

En conclusión, como desgraciadamente hemos visto en más de una ocasión, malas cosas suceden a la gente buena también.No obstante, la única diferencia con aquellos que solo comprenden la violencia como una forma de comunicación y opresión es que la bondad no se rinde o bien, en verdad, no falla. Nos vamos a levantar para proteger nuestros valores de todos y cada uno de los tiempos y la paz va a ser indudablemente nuestra bandera más bella.

Usted puede estar interesado … Lea: La psique es maravillosa Hacer el bien por interés significa ser taimado, no buena gente

Solo los buenos sentimientos pueden unirnos, el interés jamás ha forjado sindicatos perdurables. Debes hacer el bien todo el tiempo, sin motivos ocultos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *