Categorías
Psicología

Desarrollo del autocontrol

El auto control es un objetivo generalizado. El inconveniente es que frecuentemente no es suficiente poner todos nuestros sacrificios en ello. Pues en ocasiones lo que nos falta no es la voluntad, sino más bien una metodología adecuada. La psicología y las ciencias del estudio de la psique han encontrado soluciones para facilitar y hacer más eficiente la consecución de estos objetivos.

El auto control se define como la capacidad de modular las emociones y sostener la calma ante reacciones sensibles agobiantes, negativas o bien graves. Ciertos lo llaman «sangre fría», mas es más bien una cuestión de tener una emoción controlada.

«Madurez significa contrastar deseos y postergar bonos. Si no nos dejamos llevar por los primeros impulsos, vamos a tener el control de nuestras vidas y nos favoreceremos de la auténtica libertad-Enrique Rojas-

El camino cara el desarrollo del auto control es gradual. La transición de la impulsividad a la reflexiva no se hace de la noche a la mañana. Es un proceso auto educativa que avanza progresivamente, pasito a pasito. Por consiguiente, es esencial aprender a activar «espías de seguridad» internos. Veamos en detalle todos estos aspectos,

La preocupación, un factor que impide el desarrollo del auto control

Este que nos agobia, irrita o bien sofocación en la mayor parte de los casos no es tan agobiante, irritante o bien angustiante. Somos los que damos ciertas connotaciones y damos cierta relevancia a los sucesos conforme con nuestra perspectiva.

Cuando somos inútiles de manejar nuestros sentimientos y tener la sensación de que la realidad nos ahoga, en general es pues estamos interpretando el planeta por medio de la ansiedad.

Este las preocupaciones: lidiar con la realidad con ansiedad. Estas son predicciones angustiosas sobre lo que está por venir que no precisamos en lo más mínimo,

En este instante, el primer espía interno que debemos activar es el que nos alarma de la presencia de una preocupación. Bueno, ¿qué podemos hacer en estos casos?

  • La preocupación de la esfera mental. Escríbelo o bien pronunciarlo en voz alta con una grabadora. Lo esencial es eludir que continúe de forma permanente dentro de nosotros,
  • Limitar el tiempo asignado a las preocupaciones. Planear un período temporal concreto para meditar en lo que nos preocupa puede asistirnos. Una hora al día, por poner un ejemplo,
  • Usando tiempo para las preocupaciones. A lo largo del período para meditar en lo que nos concierne, debemos intentar localizar soluciones. Evidentemente, no podemos pretender descubrir la pócima mágica, mas cuando menos el próximo paso a dar,
    • Relax nosotros en el tiempo sobrante. Fuera del tiempo concreto para las preocupaciones, lo que debemos hacer es relajarnos y eludir meditar en las cosas negativas.

El camino cara el desarrollo del auto control

Otro secreto para desarrollar el auto control es oponerse a tiempo a un estímulo agobiante y también irritante o bien que nos cause cierto malestar. Necesario para aislar ese estímulo. Esto significa, primeramente, no reaccionar; entonces, sepárate de él.

Para hacer , es preciso identificar con precisión lo que nos está mortificando. Por servirnos de un ejemplo, podemos escribirlo en una hoja, entonces suprimir esta causa de malestar de nuestras vidas y actuar tal y como si nada nos perturbara. Tal y como si seamos actores de teatro y nuestro papel es simular la calma. Ahora, debes buscar algo que nos cante (o bien que, cuando menos, sea neutral). De esta forma, observaremos nuestro equilibrio de emociones,

Fases para desarrollar el auto control

El desarrollo del auto control va desde ser capaz de no reaccionar impulsivamente hasta la capacidad de adelantar situaciones o bien efectos negativos. Las etapas de la evolución son las siguientes:

  • Estribar de reacciones incontroladas. Es mejor sostener la calma y el silencio que hacer algo de lo que entonces podríamos arrepentirnos
    • Identifica la emoción que desea apoderarse de nosotros (temor, ira, sofocación, agobio, etcétera) y manejar a fin de que no se haga cargo.
  • Mantener control en frente de situaciones que ocasionan agobio, ira o bien frustración y prosiguen haciendo lo que hacíamos. No obstante, es verdad que en estos instantes es bastante difícil recobrar el equilibrio.
  • practica con técnicas de relajación y ponlas en su sitio en instantes bastante difíciles. Así, va a ser más simple recobrar la calma y el estado de serenidad.
    • Mantener auto control y reaccionar constructivamente. Se trata de localizar soluciones a lo que nos preocupa, irrita o bien sofocación.
  • Mantener tanto auto control como resulte posible y, al tiempo, tienen la capacidad de aliviar a los que nos rodean.
  • Prevenir situaciones que pueden producir tensiones o bien inconvenientes y desarrollar estrategias para alterarlos y prevenir situaciones fuera de control.

La cosa más esencial es introducir a esos espías internos que nos asisten a detenernos la espiral de pensamientos y emociones negativas. Está claro que precisamos la voluntad, la práctica incesante y la capacidad de mirar dentro, eludiendo la presión excesiva y a sabiendas de que, en estos casos, el tiempo es nuestro mejor aliado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *