Categorías
Estudiante

¿Cuánto estudiar en la universidad? Vamos a verlo y charlar de los descansos.

Saber cuánto estudiar en la universidad y cuánto y en qué momento hacer una pausa va a ser de mucha ayuda para para moler horas en los libros. Prosiga el patrón de Los ciclos de estudio, cuarenta-diez-diez, y afirmará adiós a las largas horas chinos en los libros sin conseguir los resultados deseados!

Conozca cuánto estudio es esencial organizarse para aprobar los exámenes, ¡mas recordemos que tomar descansos es igualmente esencial! Con lo que todo día vemos cuánto estudiar y cuántos descansos tomar para moler horas de estudio sin fatigarse 😉

Siempre y en todo momento recibo muchos mensajes de estudiantes preguntándome «Cristiano, mas ¿cuántas horas debo estudiar un día para preparar mi examen?». Es una pregunta totalmente lícita, si bien solo sea para hacerse una idea del instante de regular los propios ritmos de estudio,

Si por eso estemos hablando de reathreath (que implican la alternancia de instantes de trabajo y instantes de relajación) lo extraño o bien, si deseas, lo que me hace meditar, es la inicio del término de pausa. En verdad, absolutamente nadie me preguntó:  ¿Cuántas pausas debo tomar en mi día de estudio?»

salgamos de la psique la idea de que para estudiar bien es preciso pasar muchas horas continuas en libros. Incorrecto. ¿Cuál es es la calidad del estudio, no la cantidad!

El cerebro precisa recobrar la respiración en ocasiones. Estudiar a lo largo de cuatro o bien cinco horas seguidas sin levantar la cabeza del libro no es productivo, con lo que entienda lo que lees, mas tras eso no recordarás nada.

Para hacer una analogía podríamos decir que estudiar a lo largo de tantas horas seguidas es como respirar aire limpio y limpio a lo largo de 2 minutos: ¡tanto aire no es bueno para ti, más bien hace que tus pulmones revienten! De igual modo, sobrecargar el cerebro con información a lo largo de muchas horas, sin parar, corre el peligro de volarlo.

Desde siempre y en todo momento es mejor eludir salpicar escenarios como este, vamos intentar descubrir cuánto estudiar, en qué momento tomar descansos y en qué momento revisar (pues esta fase jamás debe pasarse por alto!).

Cuánto estudiar y en qué momento tomar descansos

Necesitas en reconocer esta mentalidad de que cuantos más horas estudies, mejor te preparas, es un tanto bastante difícil de erradicar. En verdad, singularmente los progenitores (mis progenitores ya lo hicieron, mas prosigue siendo el comportamiento actual) tienden a valorar el grado de preparación de sus hijos en función de las horas en que los ven en los libros. Lógicamente que ese no es el caso, mas no vamos a sacarlo de ellos,

Si tus progenitores hacen esto, no te frustres: lleva a casa ciertos resultados aprobando los exámenes y vas a ver que ya no se lamentarán y no entran  de tus hábitos de estudio. Para aprobar los exámenes exitosa mente voy a estar allá para ayudarte si deseas unirte a los otros tipos en #iostudiorapido (despreocúpate, no es una secta satánica 😉) y hacer este camino juntos!

Mas regresar a el hecho de estudiar tanto no necesariamente es atribuible a una genial preparación. Si en ese «tanto» te distrajiste, perdiste los tiempos de hilo ventoso y derrumbó un bulto de galletas en el libro comiendo, tengo mis serias dudas de que hayas hecho una sesión de estudio de calidad.

«Bueno, tomé los descansos: un café acá, un bocadillo allá, un batido de Fb allá». Bien, mas no marcha de esa forma, desperdigando descansos al azar a lo largo de un período temporal. Pausas asimismo debe hacerse de una forma razonada en caso contrario corres el peligro de pasar más tiempo jugando contigo que estudiando (¡te capturé!).

Recuerde el esquema cuarenta-diez-10: los ciclos de estudio

¿Cuál es la fórmula comprender cuánto estudiar y en qué momento parar? reconociendo cuarenta-diez-10,

  • 40 minutos de estudio serio y concentrado pegados a la silla. Lejos del teléfono, rodé ate de todo lo preciso para eludir tener que levantarte distrayéndote, halla la concentración y lanza en estos primeros cuarenta minutos.
  • Después de eso tomar un reposo de diez minutos, gastarlo como desees, sencillamente desconectar el cerebro durante un momento. Si deseas ver las redes sociales este es el instante conveniente (no ya antes!!!). Quizá tomar un refrigerio, probablemente eludir refrigerios, azúcares refinados que aumentan su azúcar en la sangre y le inducen somnolencia. Ser un saludable y prefieren más bien un piscolabis de fruta seca o bien fruta fresca. Si puedes, quizá logres un tanto de 🙂
  • Por último, haga una revisión de diez minutos. Siempre y en toda circunstancia recuerde comprobar lo que estudió en los cuarenta minutos precedentes pues si no lo hace va a perder la mayoría de la información. En esta etapa si usa mapas mentales que va a ser muy facilitado y acelerado!

Por eso programa tus horas en libros siguiendo estos los ciclos de estudio de manera regular, centrándote cuando precises trabajar y haciendo una pausa cuando precises reposar.

En el final de todo el día de estudio, entonces, precisamente una hora después, recuerde dar el paso inicial de los ciclos de revisión para comprobar todo cuanto ha estudiado durante el día.

Con este esquema sus horas de estudio van a ser considerablemente más productivas, pues el trabajo va a estar marcado por descansos y el tiempo de revisión le va a ayudar a afianzar de manera inmediata lo que estudia! ¿No es mejor estudiar de esta forma en vez de hacerlo al azar? 😉

Palabra clave: organización

Deseo hacer un punto aguas arriba,

Si te hallas en la situación de tener que estudiar muchas horas seguidas sin descansos, podría ser pues no te has organizado bien ya antes, ahora no pasa un buen tiempo ya antes del examen y todavía no has terminado de prepararlo…

Que no comprendo? Probablemente para ciertos esta imagen de la situación puede no estar tan lejos de la realidad: a esta altura sé de qué forma se hacen los estudiantes, conozco mis pollos!

Es ahora el paterno (no vamos, solo un consejo caluroso de tu viejo cristiano bueno): Aconsejo, no infravalores el equipo extra que ofrece una buena organización del estudio. Dejando las cosas al azar, entonces es muy normal que la preparación se desmorone. Claro, en el examen es mejor que tengas suerte y lo marques, mas ¿a qué costo? Una calificación seguramente baja antecedida por una semana desquiciada y agobiada de estudio: ¡qué agobio! ¿Quién te hace vivir de esta manera?

Cambia la música, aplica el procedimiento de estudio conveniente, ¡lo antes posible lo hagas mejor!

Empieza calculando cuánto tiempo deseas preparar un examen y elaborar un plan de estudio diario, tras lo que estudia de qué manera te enseñé hoy: cuarenta-diez-diez. Hallará este consejo y otros muchos en el artículo «¿De qué manera preparar un examen en una semana?» (y si la data de su examen está verdaderamente en los goteos apuesto que va a ir de forma directa a leerlo 😉)

Bien, ahora todo cuanto debes hacer es pasar a la práctica. Compartir este vídeo con sus amigos y ser escuchado en los comentarios para cualquier cosa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *