Categorías
Estudiante

Prosiga de forma inmediata estos cinco consejos.

Si un examen salió mal te desanimó, prosigue mis cinco consejos para levantarte, ajusta tu tiro y devuélvelo mejor y en el menor plazo posible 🙂

Algo salió mal? Veamos qué puedes hacer para levantarte inmediatamente y transformar este obstáculo momentáneo en un trampolín para el próximo paso

Para ciertas personas, un examen que sale mal es un enorme inconveniente, una razón para una gran discusión. Acabas culpándote demasiado y quizá condicionando el desempeño siguiente. Asi mismo lo he visto con adiestramiento.

Cuando empieza la sesión o bien las primeras exenciones de forma frecuente recibo mensajes de tipos realmente tristes que me escriben «Christian, di el examen mas no lo pasé. No sé qué hacer… en el mero pensamiento de tener que regresar a estudiarlo y también ir y darle nuevamente me siento enfermo! ¿Qué puedo hacer?» Con lo que charlemos de un auténtico malestar sensible y quizá aun físico, para aquellos que so matizan mucho, que se apodera de muchos estudiantes tras una prueba no aprobada.

Deseas darte ciertas herramientas que puedan asistirte a detener este malestar en el brote y aprender a transformar cada examen en un trampolín!

Examen salió mal: cinco herramientas para reaccionar

Las implicaciones sensibles de un examen sacudido mal, en especial si quizás sea la primera de la sesión. Probablemente su reacción le afecte de manera negativa para todos los otros exámenes.

Este evidentemente no es el fin del planeta o bien algo irreparable, conque el día de hoy vemos juntos cinco consejos útiles para poner en práctica inmediatamente para transformar el veneno del examen en medicina para levantarte y compartir 🙂

1. No te culpes a ti mismo

Después de que un examen salió mal los estudiantes tienden a culparse demasiado,

Lógicamente tras una prueba sin saber debes mirar tu trabajo con un ojo crítico, pregúntate «¿Podría haber hecho mejor que eso?», «¿He estudiado lo bastante?», «¿Debería haber comenzado a estudiar ya antes?» y responde te honestamente. Al final de la feria es exactamente por los fallos que cometemos a lo largo del camino que aprendemos,

este análisis contigo mismo no significa atracones contigo. Sencillamente significa valorar los aspectos de la preparación que se van a mejorar para la próxima vez. No es preciso castigarse a sí mismo ni a misericordia.

entonces se distanció la culpa. Lo que debes hacer una vez que un examen salió mal, es aprender a reconocer franca y objetivamente las cosas que hiciste, lo que fue bueno y lo que precisa progresar. Si es preciso, do asimismo das un impulso emocional: «De esta manera fue, mas ahora voy a ponerlo nuevamente debajo y en el próximo intento lo pasaré

2. Transforme el veneno en medicina

Deseaba emplear esta imagen pues creo que es muy explicativa. El examen no aprobado es solo un veneno que te enferma, te deprime. Mas puede transformarlo en el fármaco que le va a llevar a pasar la próxima prueba! ¿De qué manera?

Todo se fundamenta en intentar de una forma desprendida y decidida. Si el examen sale mal, no tires el resto del día a la auto compasión, mas empléalo para apresar todo cuanto precisas para ajustar la toma de tu preparación.

Voy a explicar. Si, por poner un ejemplo, está en un examen oral y su pregunta no va como se aguardaba, sé que la primera reacción sería irse. Mas en su sitio, esmerarte por separarte, quedarte y percibir a el resto tras ti. Puedes marcar preguntas y contestaciones de cosas que no sabías o bien te confundiste.

Es lo mismo se aplica cuando se escribe el examen. Si dejó las contestaciones en blanco comparar con otros estudiantes. ¿Tuvieron preguntas diferentes? Entonces pregunte a el resto cuáles eran los suyos y márquelos en una lista. Si el profesor lo hace, vaya a la corrección de la prueba y analice con él las deficiencias que ha tenido.

Este hacer recupera un sinnúmero de material que va a ser muy útil para usted para hacerte un esquema para utilizar para suavizar tu estudio y prepararte para la próxima apelación 😉

Y acá has transformado el veneno en medicina! El examen salió mal que creías que era un obstáculo se transformó en un trampolín para devolverlo y aprobarlo la próxima vez.

3. No vuelvas a preparar todo

¡no debes comenzar a regresar a entrar en todo! Sencillamente perdería su tiempo y aumentaría la ansiedad y el malestar asociados con este examen,

Tu ya has estudiado, si no has pasado la prueba quiere decir que te pierdes las cosas. Y si prosiguió el punto dos, recobró todas y cada una esas «cosas» al quedarse a investigar una vez que el examen salió mal.

Es todo tome toda la información que ha compendiado, cree una lista con preguntas y halle las contestaciones adecuadas. Entonces, según ellos, va limitar su preparación con el procedimiento conveniente de estudio.

Continua comprobar todos y cada uno de los temas de forma fija para sostenerlos frescos y pasa el tiempo conveniente simulación del examen. En verdad, quizás su debilidad no es tanto la preparación como la exposición en la oral o bien el manejo del tiempo en la escritura. ¡La única forma de prosperar es practicar!

4. Inténtelo nuevamente cuanto antes para tomar el examen que salió mal

Cuando censuraste el examen una de las primeras reacciones que puedes tener o sea «Ahora no deseo saber nada por un buen tiempo, más bien preparo otra materia». Mas lo cierto es que si tienes la ocasión de es de inmediato, en exactamente la misma sesión, ¡debes cogerlo!

Lo comprendo, de veras. Quizá estás frustrado y lo que pasó te pone tanta ansiedad que deseas postergarlo a una data siguiente. O bien no aprobar el examen crea tal presión que no te vas a atrever a regresar a la próxima apelación hasta el momento en que estés seguro de que lo sabes todo en detalle.

Confíe en mí. Trata de enmudecer estas voces en tu cabeza que te llevan a postergar y en su sitio aprovechar la primera ocasión que vuelve a ti. Vuelva a procurar el examen siempre que la información fresca este en su memoria.

Y esperas demasiado va a ser más difícil y tiempo libre que podrías dedicar al estudio de otros exámenes, pues aún deberás continuar cadencia do la revisión para eludir olvidar todo!

¿No preferirías quitárselo ahora y después ya no lo pienses? Tanto es con lo que no debes estudiar todo nuevamente, con lo que da un paso adelante y, armado con las cosas nuevas que has aprendido, brinca inmediatamente en la primera apelación libre. Entonces quizás si el voto no te satisface escogerás si admitirlo o bien rechazarlo, mas mientras lo has intentado inmediatamente, Ver el riesgo de bloquearte.

Ay en el momento en que te caes de tu caballo te afirman que debes subir inmediatamente, con los exámenes es un tanto lo mismo. No permitas que el temor a «caer» otra vez y no pasarlo te atasque en procurar nuevamente 😉

5. Solicite ayuda

Se me llegó a la última punta que es opcional, mas puede resultar ser positivo. Si lo precisa para conseguir ayuda,

El examen que te salió mal puede haber sido bueno para tus otros amigos y compañeros de conjunto de estudio. Habla con ellos y pídeles una mano para descubrir dónde te confundiste, llena tus huecos. Y en el caso de que no tengas el conjunto de estudio aún puedes ser capaz de otras formas de tener un chat con aquellos que han pasado la prueba, quizá en el conjunto de de tu capacitad.

En resumen, si verdaderamente lo quieres, siempre y en todo momento hallas a alguien que pueda asistirte, aun en la más pequeña de una contestación adecuada, a llenar la preparación para el próximo intento.

En el final. ¡Con estos cinco consejos hemos visto de qué forma transformar el veneno en medicina! Esto es, de qué manera tomar toda la negatividad del examen salió mal y transformarlo a favor suyo en herramientas energía y útiles para recoger lo que precisa para devolverlo mejor y en el menor plazo posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *